El cable de Estados Unidos se adapta al Coronavirus

Si bien muchas empresas han enviado a sus empleados a trabajar desde su hogar debido a las órdenes estatales y federales de contener la propagación del Covid-19 (Coronavirus), muchos trabajadores y técnicos de centros de llamadas de operadores de cable en Estados Unidos están autorizados para ingresar a sus oficinas, porque están clasificados como proveedores de servicios “esenciales”. Aunque normalmente sólo pueden acudir a sus lugares de trabajo  policías, bomberos y trabajadores médicos, se aplican también excepciones a algunos empleados de cable porque, sin banda ancha, “la economía cada se detendría”, según reporta el sitio web especializado Multichannel.

Una de las medidas adaptadas por la mayoría de los operadores de cable de Estados Unidos ante la pandemia del Coronavirus se centró en desplegar una oferta de banda ancha gratuita por un período de 60 días. 

En el caso de Comcast (cable), la compañía posee alrededor de 88 mil empleados -siempre según Multichannel-, que atienden a 31,5 millones de clientes, según su informe más reciente. La compañía aseguró que está implementando la medida obligatoria de que sus trabajadores se desempeñen desde sus hogares. Comcast señaló que se espera que COVID-19 tenga un amplio impacto en la compañía, especialmente en su unidad NBCUniversal desde que los Juegos Olímpicos 2020 se pospusieron por un año. 

Por otra parte, Charter Communications reportó estar recibiendo actualmente más de 50 mil solicitudes de sus servicios de internet en forma diaria, y el número de camiones para reparaciones relativas al servicio han aumentado a aproximadamente 30 mil por día. Antes de anunciar la oferta de banda ancha gratuita por 60 días, la compañía reportaba, en promedio, 12 mil camiones diarios para su instalación. Charter también reportó que sus empleados están trabajando las 24 horas del día para brindar servicios ininterrumpidos de noticias por Internet, teléfono y TV a sus 29 millones de clientes, de acuerdo a la publicación de Multichannel. 

Cox Communications, que tiene cerca de 20 mil empleados atendiendo a 6 millones de clientes, reportó que hace alrededor de 20 días menos del 15% de los empleados de su centro de llamadas trabajaban de manera remota. Para el 27 de marzo), la compañía estmó que más del 92% de los trabajadores del centro de atención telefónica realizarían sus trabajos desde sus casas.

Frente al avance de la pandemia,  Athlantic Broadband tomó la decisión de no permitir que sus clientes se trasladen a sus oficinas, y habilitó opciones de pago online. Además, la compañía está implementado herramientas de soporte remoto, que permiten a los agentes y técnicos de atención al cliente ayudar a los clientes en tiempo real a través de un streaming de video interactivo en vivo, sin la necesidad de traslados hacia los hogares de los clientes. La compañía también ha implementado opciones de autoinstalación para reducir la necesidad de soporte técnico hogares. En caso de que sea necesaria una visita a cualquier domicilio, los agentes son llamados anteriormente para evaluar la situación de cada hogar y en cuanto llegan, solicitan que se confirme nuevamente si se requiere ingresar al domicilio. 

“Con el objetivo de proteger a los miembros de nuestro equipo y a nuestros clientes, y reducir la propagación del Coronavirus en nuestras comunidades, hemos implementado una serie de medidas que reducirán significativamente la necesidad de ingresar a los hogares de los clientes, mientras continuamos brindando las conexiones vitales que nuestros clientes necesitan en este momento”, aseguró Frank van der Post, Presidente de Atlantic Broadband.