Conmebol impone cláusula anti-rescisión para derechos de Copa Libertadores desde 2023

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) creó una cláusula anti-rescisión para avanzar con las negociaciones por los derechos de transmisión de la Copa Libertadores y que incluirá en la próxima licitación, que regirá a partir de 2023. Según estipula la cláusula, si la empresa ganadora de los derechos decide romper el contrato antes de que este termine, deberá hacerse cargo de la pérdida económica de la entidad deportiva.

En el 2020, durante el comienzo de la situación crítica del Coronavirus, la señal brasileña Globo rescindió su acuerdo de transmisión de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, justificando que le era imposible pagar su parte por culpa del alza del dólar. Además, la OTT DAZN también decidió suspender su acuerdo para los dos torneos, basándose en una cláusula que sostenía que las empresas podían cancelar el contrato en el caso de que la competencia se viera detenida o suspendida, a la que también acudió Globo para su defensa. 

De esta forma, la Conmebol intenta evitar volver a sufrir las pérdidas que registró por culpa de las dos renuncias, que fueron mucho más altas de lo esperado en ese período. Además, la entidad aseguró que espera definir qué emisoras estarán a cargo de la transmisión de los dos campeonatos para la primera quincena de abril de 2022, y que la vigencia de los contratos será desde 2023 a 2026.