El Instituto Federal de Telecomunicaciones de México (IFT) resolvió declarar, el pasado 2 de marzo, al Grupo Televisa como agente económico con poder sustancial en el mercado de TV de paga. Ahora, una de las medidas que la empresa deberá cumplir será pagar a los canales abiertos por su retransmisión en TV paga.

La Ley de Telecomunicaciones establece que las empresas declaradas con poder sustancial no pueden retransmitir gratuitamente esas señales, informó Expansión. De esta manera, la empresa tendrá que pagar por transmitir los canales 3, 7, 40, 3, 22 y 11, entre otros, en sus sistemas de TV paga Izzi y Sky México.

El paso siguiente de IFT es abrir un proceso para analizar si impondrá una serie de medidas tendientes a acotar su poder de mercado frente a los competidores.

De acuerdo al reporte estadístico del Q316 presentado en febrero pasado por IFT, Televisa contaba con 57,1% de participación en el mercado de TV paga del país (Sky 36.8%, Cablemás 7.5%, Cablevisión 5.0%, Cablecom 2.8%, Televisión Internacional 2.5% y Cablevisión Red 2.5%), seguido por Dish-MVS con 20.8% y Megacable-MCM con 14.8%.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Print this pageEmail this to someone