Netflix reconoció de manera oficial que está analizando la funcionalidad para que los usuarios descarguen los contenidos para verlo luego sin conexión.  En una entrevista con CNBC, el jefe de Contenidos del OTT, Ted Sarandos, dijo que la compañía “lo está estudiando, así que veremos cuándo”.   En principio no estaría disponible en los Estados Unidos sino en mercados con mayores dificultades de conexión.

 

Según Sarandos, los mercados emergentes poseen distintos niveles de velocidad de banda ancha y acceso a Wifi, por lo que han adaptado su comportamiento a una cultura de descarga. Por lo tanto, “en esos países (la opción de descarga) comienza a ser un poco más interesante. A medida que entramos en más y más países en desarrollo queremos encontrar alternativas para que la gente utilice Netflix fácilmente”, explicó.

 

Al cierre del tercer trimestre del año, Netflix reportó 83,3 millones de usuarios pagos, de los cuales 36,8 millones son internacionales.

 

En junio pasado, el sitio Light Rreading ya había adelantado que Netflix se encontraba trabajando en una prestación para permitir la descarga de ciertos contenidos, según el COO de Penthera, Dan Taitz.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Print this pageEmail this to someone