Bolivia posterga apagón analógico sin fijar nueva fecha

El Gobierno Boliviano informó su decisión de aplazar el apagón analógico, con la finalidad de que los canales más pequeños y la población en general puedan prepararse para migrar a TDT. El proceso estaba previsto para iniciarse en noviembre de este año en distintas fases, hasta su culminación, en 2024. Hasta el momento no se informó una nueva fecha para su implementación.

Álvaro García Linera, Vicepresidente de Bolivia, destacó el esfuerzo que realizan los canales de TV para adaptarse tecnológicamente al proceso, pero reconoció que algunos no pudieron hacerlo. Indicó que en su mayoría son canales locales, pero a ese factor se suma que “una porción enorme de la población no tiene los aparatos para la señal digital gratuita.  Por ello, el Gobierno acordó con el sector aplazar el apagón analógico por varios años, posiblemente entre dos y cinco, en función de un informe que elaboró el Ministerio de Comunicación”.

El aplazamiento de la migración a TDT se acordó en una reunión en La Paz, entre el Presidente de Bolivia, Evo Morales, miembros de su Gobierno, representantes de medios de comunicación y de las asociaciones Nacional de la Prensa (ANP) y Boliviana de Radiodifusoras (ASBORA). El sistema previsto en Bolivia es el ISDB y, según establece la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes de Bolivia (ATT), las TVs deben tener un STB o sintonizador homologado por la entidad para recibir señal digital.

La distribución de frecuencias de televisión digital prevista en Bolivia es de un 33% para el Estado, otro 33% para operadores comerciales, 17% para los comunitarios y otro 17% para comunidades indígenas, según datos de la ATT.